F

Hoy quiero hacer un homenaje a ellos, a los papás de todas las novias.
A ellos que meses antes ya anuncian a los cuatro vientos… “Sí, vamos de boda, se casa mi hija y soy el padrino”.
A ellos que las acompañan con todo el orgullo del mundo en uno de los días más bellos y emocionantes de sus vidas.
A ellos que normalmente permanecen en un segundo plano, pero que al final siempre están cuando se les necesita.
A ellos que también padecen nervios.
A ellos que muchas veces ocultan sus emociones y sus lágrimas detrás de una máscara fría e impasible.
A ellos…

Deja un comentario